ESTILO MEMPHIS: cultura posmoderna

El estilo Memphis estaba formado un grupo colaborativo que surgió en los años 80 gracias a Ettore Sottsass, un arquitecto y diseñador italiano. Nació como respuesta posmoderna a una época racionalista, donde la simetría y los colores neutros lo dominaban todo.

Oh, Mama, can this really be the end

To be stuck inside of Mobile with the

Memphis blues again

Bob Dylan

Color y forma mediante, su intención máxima era provocar emociones fueran cuales fueran.

Su seña de identidad es un potente grafismo. Colores planos e intensos con mucho contraste, geometría dispuesta asimétricamente y bordes en color negro como si fueran dibujos animados.

Con claras referencias al Art Déco, el Pop Art e incluso al Kitsch, el estilo Memphis supuso en su momento todo un desafío a lo que se consideraba ‘de buen gusto’.

Teniendo el 2020 asomando por la puerta, se puede afirmar que Memphis ha vuelto como referencia en el mundo del interiorismo y uno de los mayores exponentes de la actualidad es Camille Walala.

Esta gran diseñadora, entre sus muchos proyectos, ha realizado ‘Walala in da House’, una instalación para Aria que roza lo irreal. Un proyecto-protesta para dar cabida a diseñadores emergentes en un Londres empeñado en apartarlos de la escena creativa.

Si lo que queremos encontrar es una revisión de esta corriente, Masquespacio ha diseñado Masq para Lucie Kaas. Se trata de una colección que fusiona el arte precolombino con Memphis y como resultado, han obtenido unas máscaras de aspecto casi robótico que cumplen en cuanto a funcionalidad y belleza. Un diseño de producto espectacular.

Máscara Risus en color rosa con jarrón de Masquespacio para Lucie Kaas
Máscara Risus – Lucie Kaas

También en Galicia se ha reinterpretado el estilo Memphis gracias al piso de estudiantes de Imaisdé. Los expresivos vinilos decorativos de las paredes, dotan el lugar de inspiración, color y motivación.

Para terminar, quiero citar esta frase que considero que es la que mejor define esta corriente, atribuida a su propio autor:

Puede que una mesa necesite cuatro patas para funcionar, pero nadie dice que las cuatro tengan que ser iguales

Ettore Sottsass