Interiorismo Op Art

La influencia que ha tenido el arte en el diseño es incuestionable. A lo largo de esta entrada se analizarán dos movimientos artísticos que no tienen nada en común pero que un estudio italiano ha sabido combinar y utilizar con maestría en interiores; el Op Art y el Graffiti. Gracias a estos dos recursos, han conseguido crear un interiorismo op art muy efectista.

En este mismo blog, hay dos artículos que exploran esta temática; un diseño de producto basado en los Ready-Made de Duchamp o el de los Escaparates de Tiffany’s y la pintura tradicional.

Resumen de contenido

  1. Op Art. Ciencia y movimiento
  2. Arte Urbano. El Graffiti
  3. Truly Design

Op Art

El Op Art fue una corriente artística que data de los años 60. Sus orígenes se remontan al constructivismo de la Bauhaus y el arte cinético.

Su máximo exponente fue Victor Vasarely, quien apostaba por un arte más cercano a lo abstracto y lo científico en detrimento de lo sensorial y retórico.

El Op Art tiene su base en la ‘Teoría de la visibilidad’ de Konrad Fiedler quien aseguraba que ‘el arte se basa en el desarrollo de la experiencia perceptiva, independientemente del contenido literario que pueda representar’

El Arte Óptico se caracterizaba por ser de apariencia abstracta y sin emoción teniendo como resultado que el único actor sea el ojo del espectador. La técnica era metódica y científica y lo que se buscaba era una inestabilidad y un movimiento ilusorios.

En el arte nada debe parecer accidental, incluso un movimiento

Edar Degas

El observador participa activamente con la pieza ya que habitualmente necesita desplazarse hasta llegar al ángulo correcto desde el que debe visualizarse.

A parte del medio pictórico, los artistas se sirvieron también de la escultura para crear un espacio simulado en los que se pueden apreciar volúmenes y formas inexistentes en la realidad (imagen de Julio Le Parc).

Arte Urbano: el Graffiti

Tiene su origen también en los años 60, no obstante en este caso la localización se sitúa en las zonas más deprimidas de Nueva York. Concretamente bajo tierra, en los vagones del metro.

Se caracteriza en sus orígenes por ser muy gestual y dinámico debido a que este tipo de pintura se basa en la rapidez de ejecución del autor por dos razones; la velocidad de secado del medio (el spray de pintura) y la ilegalidad de la actividad.

Habitualmente asociado al vandalismo, los autores utilizan el graffiti como medio de expresión para realizar una denuncia social jugando con el anonimato, la temporalidad de la obra y el concepto de ‘propiedad pública’.

Actualmente existe una lucha entre graffiteros de renombre y el ámbito museístico por la insistencia de éste último de arrancar las piezas de su ubicación original con el objetivo encerrarlas entre cuatro paredes

Un hecho como el que se describe entra en oposición con la esencia del graffiti porque se considera a sí mismo un arte público, no mercantilizable e intrínsecamente ligado al lugar en que se concibió; los suburbios.

El arte urbano ha explorado ampliamente la vía del Op Art jugando con el espacio que lo rodea y creando paisajes urbanos únicos. Reconocidos mundialmente podemos encontrarnos con los trabajos de Matt W. Moore, Mueller o Vile.

Truly Design. Interiorismo Op Art

Truly Design nace en 2007 de la unión de tres artistas del graffiti; Mauro149, Rems182 y Ninja1.

Entre sus clientes podemos encontrar a Nike, Spotify, Amazon y Samsung.

Se definen a sí mismos como ‘no convencionales’ y sus trabajos abarcan pintura tradicional, diseño gráfico e ilustración con un estilo inclasificable. En su mayor parte realizan trabajos enfocados en la publicidad.

El aspecto de su obra que cobra mayor relevancia es la que está enfocada a modular los espacios interiores mediante una intervención pictórica que incluye en ocasiones el mobiliario o iluminación existentes en la estancia.

Estos artistas son capaces de plegar el espacio de forma que se crea la ilusión de un objeto tridimensional mediante la sabia aplicación de la pintura. Puro interiorismo Op Art

La Casa delle Lampadine – Truly Design

Podría decirse que sus pinturas, usualmente de trazo limpio y formas geométricas, cabalgan entre la escultura, la pintura y el interiorismo. Están diseñadas para provocar un impacto en el visitante debido a la inesperada aparición de un espacio simulado en un momento y lugar determinados.

Se puede afirmar que el interiorismo Op Art es un recurso muy efectivo a la hora de imprimar una huella en la memoria gracias a que es capaz de llevar a los espacios interiores a otro nivel de interacción con los usuarios. Estos, se ven envueltos en la propia obra, de naturaleza cambiante, a ser percibida de diferente forma según el lugar desde el que se observe.

¿Te gusta lo que lees? Entra en el Oasis y no te pierdas nada