La proporción Áurea en el Interiorismo

En este artículo se tratará de esclarecer cómo se puede aplicar el número Phi o la Proporción Áurea en el Interiorismo y para ello haremos un pequeño recorrido histórico por diferentes disciplinas.

Una de mis asignaturas pendientes durante muchos años ha sido comprender cómo funciona la proporción áurea y saber reconocerla.

Cuando hacía Bellas Artes recuerdo que nos explicaron la teoría en varias ocasiones pero sin demasiada profundidad. Al fin y al cabo hay que tener en cuenta que la espiral áurea es un medio y no un fin. En la composición no hay reglas, sólo guías.

He querido dejar fuera intencionadamente los ejemplos sobre este tema que se pueden encontrar en infinitas páginas y descubrir la espiral áurea por mi cuenta y extraer mis propias conclusiones. Cualquier idea expuesta o conclusión están totalmente abiertas a debate.

NOTA: Mucho se ha escrito ya sobre el Número Dorado o Phi, la serie de Fibonacci y la Sección Áurea. Es por esta razón, que no voy a repetir aquí las teorías matemáticas. Al final de este artículo adjuntaré unos enlaces para que puedas documentarte.

El arte del Número Phi

Como su propio nombre indica, la Proporción Áurea es una relación de proporción entre dos partes. Y esta relación da como resultado el número Phi φ.

Esta relación se puede representar de diversas maneras tales como la Espiral Áurea, el Rectángulo Áureo, el Pentágono y la Regla de los Tercios.

Pintura

Si hay un medio en el que se haya estudiado y aplicado la espiral áurea, sin duda ésa es la pintura. Siempre se ha buscado la manera de añadir racionalismo al arte y ¿qué mejor manera que mediante una fórmula matemática infinita?

Los mejores ejemplos los podemos encontrar en la pintura renacentista que son los dos casos que aquí expongo aunque conviene revisarse la obra de Velázquez, Dalí o Mondrian.

Voy a hacer un pequeño inciso para recordar que ya había tratado brevemente el tema de la composición en la pintura (aplicado al escaparatismo en este caso). Puedes verlo en este enlace.

En la siguiente imagen he realizado un montaje animado para que se aprecie cómo se ha utilizado la proporción áurea en el cuadro. Este tipo de composición es la que ha dado lugar a la Regla de los Tercios tan utilizada en fotografía.

Los arcos del edificio del fondo, la retícula del suelo y las figuras del primer plano ayudan a determinar los ejes compositivos principales. Los arcos del fondo coinciden con dos espirales áureas y la gestualidad de los personajes frontales con las otras dos restantes. En el eje central vertical se sitúa la entrega de llaves.

Entrega de llaves a San Pedro – Perugino (SXV)

De distinta forma se ordenan las figuras en esta reproducción pictórica de Esteve ya que son únicamente éstas las que determinan la espiral áurea que ocupa casi todo el lienzo. El personaje del niño, es el punto de luz principal y coincide con el centro de la espiral. El personaje de la mujer de rojo en segundo plano, ayuda a equilibrar la composición.

La Sagrada Familia – Miguel Esteve (SXVI)

Fotografía. El ‘Ojo del Siglo’

La fotografía es la heredera directa de la pintura y como tal, de sus técnicas compositivas. Como he comentado anteriormente, la Regla de los Tercios es una reinterpretación esquematizada de la proporción áurea.

Y si alguien ha sabido utilizar la Espiral Áurea con maestría, ése ha sido Henri Cartier-Bresson.

De formación pictórica tradicional, fue un fotógrafo capaz de encuadrar la armonía de un instante fugaz y sus instantáneas no sufrían ningún tipo de retoque. Es por ello que está considerado como el padre del fotoperiodismo.

 La composición se basa en el azar. Jamás hago cálculos. Entreveo una estructura y espero que suceda algo. No hay reglas

Henri Cartier-Bresson

En la siguiente imagen se aprecian 4 secciones áureas que conforman la Regla de los Tercios. La disposición de la figura esboza una diagonal casi perfecta y uno de los puntos de mayor interés (la rodilla derecha de la modelo), está muy próximo a uno de los vértices del rectángulo central, lo que acercaría la composición a la Regla de los Tercios.

Otro punto de interés, el libro, está justo en la parte central de una espiral Áurea.

Martine Franck – Henri Cartier-Bresson

Arquitectura. Y llegó Le Corbusier

Ya en la Antigüedad Clásica los griegos exploraron la proporción áurea. Se dice que el Partenón está basado en ella aunque esta teoría tiene diversos detractores.

También Leonardo Da Vinci en su visión androcentrista inscribe el cuerpo humano en el centro de una circunferencia y un cuadrado en una búsqueda por encontrar un ideal de belleza matemático.

La geometría solucionará los problemas de la arquitectura

Le Corbusier

De hecho, esta teoría es un descendiente de unos textos antiguos de un arquitecto llamado Vitruvio (de ahí el nombre del estudio de Da Vinci) quien ya había explorado las proporciones del cuerpo humano y su extensión a la arquitectura y lo plasmó en su tratado ‘De Architectura’.

Teniendo en cuenta estos antecedentes, entra en escena en el siglo XX Le Corbusier, quien crea su propio estudio de la proporción humana aplicado a la arquitectura.

Le Modulor. La Arquitectura a imagen y semejanza del ser humano

Le Corbusier nunca ha ocultado su fascinación por la proporción áurea.

Bajo una misión autoimpuesta de modernizar la arquitectura, decidió reevaluar las bases academicistas para adaptarlas a una sociedad recién nacida de la Revolución Industrial.

Así, partiendo de la altura de un hombre promedio (183cm) con la mano alzada (226cm), elaboró una rejilla renacentista (‘grille de proportion‘) que contenía una serie antropométrica que cumple la ley de la proporción áurea.

Le Modulor se divide en dos series; la roja y la azul.

Le Modulor de Le Corbusier
Le Modulor. Fuente: Urbipedia

La serie azul surge de la altura total del individuo (226cm) y la serie roja a partir de la altura de su ombligo (113cm). A partir de estas dos series, se podrían diseñar interiores, edificios e incluso urbes.

Le Modulor

Villa Saboya

Uno de los muchos resultados de sus estudios sobre las proporciones y el número phi, es Villa Saboya. Este emblemático edificio es un buen ejemplo de la aplicación de la proporción áurea.

En las siguientes imágenes se puede ver el análisis geométrico que realizó la diseñadora Kimberly Elam sobre los planos de la fachada del edificio.

La Proporción Áurea en el Interiorismo. Phinteriorismo

Dada mi última formación académica, me ha sorprendido reconocer rápidamente en la Espiral Áurea un plano del interior de una casa que anteriormente pasaba desapercibido.

Por un lado encontramos las subdivisiones cuadrangulares y rectangulares que configuran los espacios interiores. El más grande lo ocuparían las zonas comunes como la sala de estar y la cocina. A continuación nos vamos cerrando en espiral hasta llegar al área de mayor intimidad como puede ser el cuarto de baño y el vestidor.

Tras esta pequeña reflexión, me hago la pregunta del millón: ¿es el número Phi un descubrimiento o una invención?

Nautilus. Takato Tamagami

Siguiendo el esquema que acabo de exponer, desde el estudio Takato Tamagami diseñaron una casa unifamiliar de tres alturas con planta y circulación basadas en la Espiral Áurea.

Observando el boceto el proceso está claro. Extrajeron el cuadrante de mayor área del rectángulo áureo y lo rotaron 30º. A continuación recolocaron el cuadrante haciendo coincidir una de sus esquinas.

La Proporción Áurea en el Interiorismo

De esta manera situaban estratégicamente la ventana del comedor para conseguir una vista abierta del exterior y que la luz entrara en el interior de la espiral áurea.

La Proporción Áurea en el interiorismo
Créditos: Archdaily

El resultado es una casa de libre circulación de luz y aire además de un dinamismo orgánico articulado gracias a una escalera central.

La Proporción áurea en el interiorismo. Caso Nautilus
La Proporción áurea en el Interiorismo

Fibonacci Cabinet by Utopia

Este mueble auxiliar de bambú es una auténtica joya del diseño y un ejemplo de la proporción áurea en el interiorismo aplicado en esta ocasión, al mobiliario.

Cada módulo del gabinete constituye una sección del rectángulo áureo y además pueden usarse individualmente al ser desmontable. Está inspirado en los antiguos gabinetes chinos para medicinas.

Gracias a un exhaustivo estudio de las proporciones humanas, la parte inferior puede utilizarse como mesa y la superior podría funcionar como mesa de centro o como asiento lo que lo convierte en un mueble totalmente híbrido y funcional.

Viendo las imágenes resulta inevitable recordar Le Modulor de Le Corbusier.


Fuentes consultadas

Redes. La Proporción Áurea

La Sección Áurea y sus Aplicaciones contemporáneas

Historia de la Proporción Áurea

¿Te gusta lo que lees? Entra en el Oasis y no te pierdas nada