La escalera como recurso sensorial en interiorismo está de actualidad teniendo como resultado en muchas ocasiones ‘escaleras a ninguna parte’ o escaleras que funcionan como escaleras desde arriba y desde abajo distorsionando así nuestro sentido de la perspectiva y el espacio.

Las temáticas asociadas a este recurso suelen oscilar entre:

  • Explorar los límites del espacio interior
  • Difuminar los encuentros entre muros, techos, suelos y escaleras para dar impresión de ingravidez o infinito
  • Acentuar una sensación interna de ensoñación (recordemos aquí mi entrada sobre la campaña The Invisible Traveller para Hermès)

Todos estos trabajos se han podido plantear gracias al trabajo previo de un artista neerlandés de estilo inclasificable llamado Escher.

Escher y la Paradoja del Espacio

Inspiración

Maurits Cornelis Escher fue un artista nacido en Países Bajos en el año 1898. Su obra, profundamente enraizada en los límites que separan el arte de las matemáticas y la filosofía, es inclasificable.

Escher sintió una gran fascinación por la arquitectura y las matemáticas que no dudó en expresar a través de su obra. De hecho comenzó los estudios de Arquitectura para seguidamente mudarlos por los de Bellas Artes.

Gracias a sus numerosos viajes a España y en particular a Granada, conoció La Alhambra lugar que le sirvió de inspiración para sus famosas teselas.

¿Estás seguro de que el suelo no puede ser también el techo? ¿Tienes la completa certeza de que vas hacia arriba cuando subes las escaleras?

M. C. Escher

Una de las características más interesantes de la obra de Escher es el juego que hace con la perspectiva y el espacio. El artista nos coloca ante su obra en diferentes posiciones a la vez, lo que nos provoca confusión sobre lo que está encima y debajo, delante y detrás.

‘Sueb y Baja’ 1960. Escher

El autor desafía las bases teóricas sobre las que se sustenta la representación gráfica tradicional debido a que plantea una paradoja espacial mediante la cual un un personaje que está subiendo unas escaleras, puede estar en verdad bajándolas porque la realidad es relativa.

Relatividad (1953)

En su litografía Relatividad, Escher utiliza una perspectiva con tres puntos de fuga con los que construye una escalera que forma un triángulo equilátero. A pesar de ser un espacio abierto con arcos, la impresión que provoca en el espectador es claustrofóbica.

¿Por qué lo llaman laberinto? No hay giros, ni esquinas, ni nada, sólo sigue y sigue… O quizás no… quizá estoy dando por sentado que es así…

Dentro del Laberinto

Se puede intuir el símbolo cíclico del infinito (recurso muy utilizado por él) esbozado sobre los personajes que realizan acciones cotidianas en la escena.


Dentro del Laberinto

Si hay un metraje que retrata con maestría el universo Escher es la escena de las escaleras de la película ‘Dentro del Laberinto’. También es muy recomendable ver el vídeo Behind the Scenes.

Escena de ‘Dentro del Laberinto’ 1986

Lo interesante de la película es la redefinición de lo que es un laberinto. tradicionalmente se entendían los laberintos de una forma bidimensional en el que mediante giros y callejones sin salida se desorientaba al usuario.
Escher introdujo varias perspectivas a la vez de modo que no es sólo el laberinto físico el que nos desorienta sino también nuestro propio cerebro.

La Escalera como recurso sensorial en Interiorismo. Interiorismo Imposible

A partir del trabajo previo de Escher en el que desafiaba los límites de la lógica, el interiorismo de los últimos años se ha lanzado de esta forma a jugar con el relativismo del espacio.

Cloud & Co. Gelato better than your dreams

El estudio mexicano Futura, especializado en branding, ha diseñado una heladería tradicional localizada en Qatar.

Desde el propio estudio citan a Escher como inspiración para el desarrollo de la identidad gráfica.

Bajo un concepto de ‘todo es posible y tus sueños pueden convertirse en realidad’ desarrollan este nuevo mundo de colores planos y vibrantes, con escaleras que te llevan directamente al cielo estrellado.


En cuanto al Diseño de Interiores han apostado por colores planos y vibrantes extraídos de las ilustraciones y los han combinado con una textura tipo terrazzo en grada y mostrador.

Utilizan la luz decorativa para resaltar la escalera de la pared y una luna en bajorrelieve que funcionan como un discreto fondo en esta escena surrealista.

Los dos ambientes están separados por cuatro grandes arcos además de por el contraste de color, que acentúa la diferenciación. Un espacio es el que invita a la ensoñación y la creatividad (en color coral) y el otro a la reflexión y la calma (color azul).


‘Dream and Maze’ project. By Studio 10

El hotel The Other Place encargó a Studio 10 renovar esta casa de huéspedes en Guilin, China. La idea del propietario era hacer ‘una renovación creativa y de otro mundo’ que destacara el alojamiento en su hotel como un lugar en el que esconderse de un mundo bullicioso.

Desde el estudio planificaron dos habitaciones, una verde ‘Maze’ y otra rosa ‘Dream’.

La sensación de ingravidez se ve reforzada por la ausencia de puntos de referencia obvios tales como tomas de corriente o luminarias. Además, la luz es indirecta lo que evita grandes contrastes de luz y sombra.

La escalera funcionan como recurso sensorial en el interiorismo de esta habitación. Se aprecian desde arriba y desde abajo y aparecen en diferentes direcciones cumpliendo con la temática del infinito de Escher.

La sensación es de encontrarse en una especie de limbo lleno de puertas que nos conducen a mundos desconocidos.

Dream

Créditos: Chao Zhang. The Other Place

Maze

Créditos: Chao Zhang. The Other Place

¿Te gusta lo que lees? Entra en el Oasis y no te pierdas nada