¿Recuerdas la entrada que publiqué el pasado mes de enero sobre la diferencia entre moda